Camarney

Existe en España un municipio donde viven más macacos que personas, ese sitio es Camarles, en Tarragona.
Este lugar de poco más de 3.200 habitantes, alberga un centro de concentración para 3.600 macacos de cola larga, los cuales serán torturados y asesinados en algún inútil (pero lucrativo) experimento.
Camarney (así se llama este miserable sitio) existe desde hace más de 20 años y por sus jaulas han pasado muchos más de 20.000 macacos secuestrados de su hábitat, contribuyendo a que esta especie se encuentre en peligro de extinción actualmente.

Aquí, una cronología de la larga y corrupta historia de Camarney:

Los macacos son capturados en su lugar de origen (Mauricio, Vietnam o Camboya); transportados hasta Francia en avión y, desde allí, llevados a Camarney en camiones.
Estos “viajes” los hacen atrapados en pequeñas jaulas, con temperaturas extremas, sin acceso a agua y comida, escuchando los gritos de sus compañerxs y familiares en la misma situación… Las deplorables condiciones y su extremada sensibilidad hacen que muchos de ellos enfermen o mueran durante el trayecto, Camarney espera a los supervivientes.
Una vez allí, esperarán a tener comprador y ser enviados al laboratorio que ha comprado sus vidas.

Imagen aérea de Camarney (GoogleMaps)

Por favor, escribe a CITES (organismo responsable de la concesión de los permisos de importación y exportación de macacos, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ), al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y a la Generalitat de Catalunya para que, de una vez, cierren este horrible lugar que jamás debería haber existido.

También puedes firmar la petición en change.org.