Lobby y propaganda

Estas son algunas de la organizaciones y asociaciones que se dedican a promover y blanquear la experimentación animal.

SECAL

La Sociedad española para las ciencias del animal de laboratorio (SECAL) fue fundada en 1989 a raíz de la primera legislación en España sobre la experimentación animal (RD 223/88). “Sorprendentemente”, entre sus socios benefactores volvemos a encontrar a Envigo, Charles River, Granja San Bernardo… También a Vivotecnia.

Se dedican a “facilitar la cooperación” entre los centros de investigación públicos y privados, universidades y las granjas de cría de animales para experimentación. 
También ofrecen y publicitan cursos de formación para los que practican la vivisección, que Universidades y centros de investigación pagan con dinero público, además de la cuota de socio (fondos públicos para docencia e investigación que acaban en grandes empresas privadas). En estos breves cursos enseñan a torturar y asesinar a un animal, asegurándose de transmitir los intereses de este negocio y cómo mantenerlos.

Como respuesta a la nueva directiva europea sobre la experimentación animal de 2010 (2010/63/UE), en esta presentación recopilan los puntos claves de esta normativa y su punto de vista sobre ellas.
A pesar de ser los defensores de esta legislación, haber tenido mucho que ver en su redacción y servirles de escudo, reconocen que es incompleta, abierta a interpretaciones, inconsistente, poco realista e ineficaz a la hora de ponerla en práctica. 
Más de 10 años después, la situación es la misma, legislación insuficiente y, a pesar de ello, sin interés por cumplirla.

EARA

EARA (European Animal Research Association) es una “organización” (otro lobby), que surge en 2014 a partir de otra organización propagandística de la experimentación animal, Understanding Animal Research, ambas con base en el Reino Unido (también “comparten gastos e ingresos”…)

Se crea para intentar combatir el gran trabajo de concienciación que estaban realizando varias organizaciones en defensa de los animales sobre la cruel realidad del negocio la vivisección. Las empresas dedicadas a la cría y venta de estos pobres seres, Covance, Ellegaard Gottingen Minipigs, Marshall Bioresources, Harlan, Farmindustria y AstraZeneca son las que deciden financiar y apoyar esta nueva organización para promover sus intereses, no solo en el Reino Unido sino en toda Europa. Desde entonces, la actividad de EARA es intentar blanquear y perpetuar este miserable negocio. 
Además de ser partícipes en la directiva europea 2010/63/EU para la protección de los animales utilizados para fines científicos, trabajan en otros grupos europeos para la legislación y normativas sobre experimentación animal. 

También tienen una gran actividad en Twitter y otras redes sociales donde aplican el chantaje emocional, apelando a la irremediable e inminente muerte de tus seres queridos si no apoyas la experimentación animal. Como es habitual, lo hacen obviando la falta de rigor y reproducibilidad de los estudios en este sector y esquivando cualquier intento de debate científico y ético.

AAALAC

La Association for Assessment and Accreditation of Laboratory Animal Care International (AAALAC) es otra de las asociaciones privadas que se beneficia de que la experimentación animal siga aumentando. 

Se dedican a acreditar a las granjas que venden “animales de laboratorio” (Camarney tiene esta acreditación…) y a los centros que los van a masacrar. Básicamente, para conseguir esta acreditación que se supone que representa el bienestar animal mientras se tortura (???), hay que pagar una cuota de inscripción y las correspondientes cuotas anuales; dinero que saldrá de fondos públicos en caso de las instituciones públicas y de subvenciones en el caso de las privadas.

La mayoría de centros de experimentación animal lo tiene y se escuda tras él para mantener la fachada del bienestar animal. Obviamente y en realidad, este certificado no es otra cosa que más propaganda.

FELABA

Federation of European Laboratory Animal Breeders Associations (FELABA) es un lobby formado por empresas dedicadas a la cría y venta de animales para laboratorio. Entre ellas se encuentran Noveprim, Isoquimen, Charles River y Envigo.

Formaron parte del grupo de “expertos” de la tan mencionadísima (e inútil) directiva europea 2010/63/EU para la protección de los animales utilizados para fines científicos, en la cual se basa la legislación española (Real Decreto 53/2013) y trabajan en propuestas legislativas para el transporte de animales de laboratorio en la UE.

https://ec.europa.eu/transparencyregister/public/consultation/displaylobbyist.do?id=321391223799-06

También forman parte de EARA (European Animal Research Association), cómo no… y “comparten” dirección con Envigo.

FELASA

Federation of European Laboratory Animal Science Associations (FELASA) fundada en 1978, es otra asociación de ámbito europeo e internacional, que se dedica a promover y facilitar el uso de animales para experimentación.
Entre sus patrocinadores, de nuevo (y para variar…), encontramos a empresas como Charles River Laboratories, Sanofi o Marshall Bioresources.

https://felasa.eu/about-us/continuing-sponsorship

Cada tres años, organizan un congreso en el que se reúnen empresas e “investigadores” para celebrar sus cuantiosos beneficios y trazar las futuras líneas de su propaganda.

“Sólo” son los mismos lobbies con otro nombre perpetuando este miserable e inconsciente negocio.